lunes, 14 de enero de 2013

Amigos

Publicado por Liliana Lizcano en 8:27:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios



Amigos

Versículo bíblico: “El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado” Proverbios 13: 20.

Una lectura para meditar: Los amigos son difíciles de hallar, generalmente porque la gente está pendiente más en sí misma que en los demás, y a la hora de hacer amigos la gente siempre espera por los demás, exigiendo de éstos sin dar, y una amistad debe ser recíproca.  Recuerdo que siempre fui de las personas que iniciaba una amistad, trataba de ser detallista, tomaba tiempo para compartir, estar en los momentos duros con ellos, porque como dice el proverbio 18:24 “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano”.  hasta que aprendí que uno debe ser cauteloso al escoger las amistades, porque tarde o temprano puede pasarte lo que dice proverbios 13: 20, terminarás sintiéndote defraudado y decepcionado por quienes creíste tus amigos cuando te percates que no supiste escogerles bien.  Cuando menos te lo imagines te meterán en un lío, te abandonaran en un momento de prueba, te juzgará, criticará, o por una rabieta dejará de dirigirte la palabra y desechará los años de amistad.  Si esto te ha sucedido es parte del camino que debes recorrer para abrir los ojos.  Hoy día no puedo quejarme de las amistades que tengo, el tiempo de las falsas amistades quedó atrás con la misma adolescencia y hoy día cuento con personas que han estado allí para mí en momentos duros, sólo puedo contar mis amistades con una sola mano, y éstos valen más que “un millón de amigos” como dice aquella vieja canción.

Preguntas y actividades para meditar:
1   ¿Soy una persona leal en la amistad así como Dios es leal conmigo aún y cuando me equivoco?.
2     ¿Dedico tiempo para mis amistades o espero a que ellos lo hagan conmigo?
3   ¿Soy capaz de perdonar así como espero que otros perdonen mis errores y faltas?
      Aparta un tiempo para que puedas tomar un jugo o té con tus amistades, o haz una llamada telefónica, sea lo que sea que puedas hacer para recordarles a tus amigos que estás allí para ellos.
5    ¿Cuando elijo a mis amistades he elegido personas que han sido de bendición para mi vida o por el contrario gente que me ha perjudicado?.
Promesa de Dios para mi vida: Juan 15:1, 14 “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando”. Jesucristo.

Reflexión:  “Alguien dijo que la amistad es como una llave de cristal: abre las puertas de la compañía y cierra las de la soledad. Pero si esta llave se rompe, nadie podrá arreglarla.” María Duval 

Oración:  Padre Celestial, quiero que tú seas mi mejor amigo y me des sabiduría para escoger a mis amistades, ayúdame a dar en la amistad así como tú das desinteresadamente, enséñame a perdonar así como tú me perdonas a mí, y que pueda valorar y apreciar a aquéllos que tú coloques en mi camino y nutrir las amistades que me has entregado. Amén.



miércoles, 9 de enero de 2013

Soy Mujer

Publicado por Liliana Lizcano en 6:30:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios



  Hace unos años atrás hice este escrito, pensando en cada una de las mujeres (de la biblia)  con las que el Señor Jesucristo se encontró y ayudó, todas ellas encontraron en él compasión, amor, misericordia y esperanza, así como yo también un día encontré en Él todo lo que buscaba. Liliana. 
Soy mujer
Soy mujer, levantada de una cama al sentir tu mano y estar en Ti confiada.
Soy mujer, apartada, rechazada, desahuciada, que con un toque de tu manto fue restaurada.
Soy mujer, extranjera, en desesperación, que no recibió migajas sino una gran porción de tu amor.
Soy mujer, en viudez y pobreza que no dudo de darte lo mejor.
Soy mujer, derramando la dulce fragancia de mi adoración en Ti fiel cobijo.
Soy mujer, que tuvo la dicha de Tu compasión cuando viste mis lágrimas por mi único hijo.
Soy mujer, sentada a tus pies que escogió la mejor parte, que jamás me será quitada.
Soy mujer, atormentada que con tus manos y tu palabra huyó la opresión de mi espalda.
Soy mujer, manchada en mi maldad, sorprendida en mi delito, condenada a la muerte, señalada y humillada, avergonzada de mi inmundicia, pero limpiada, perdonada y hecha libre en Tu misericordia. Esa mujer que se rinde en llanto a tus pies.
Soy mujer, buscando un día agua que beber, encontrando la fuente viva que llenó mi ser.
Soy mujer, que canta a Ti su poesía, y darte toda la honra por el resto de mis días.

Autora: Liliana Lizcano.
(Derechos Reservados)

sábado, 5 de enero de 2013

Déjalo ir

Publicado por Liliana Lizcano en 9:23:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios



Déjalo ir

Versículo bíblico: Filipenses 3:13, 14 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” 

Algo para meditar: Un nuevo año comenzó,  y con él las nuevas oportunidades que Dios nos ofrece, sin embargo a veces puede suceder que te sientas con un tema inconcluso, o situaciones que aún lastiman tu corazón y tu mente, y cuando vienes a ver, eres tú tu propio verdugo al torturarte una y otra vez con lo que se supone debiste dejar en tu pasado y mejor aún en el año que acaba de pasar. Si es algo que puedes corregir, hazlo, pero si es algo que no podrás cambiar es mejor que quites tu mirada de eso que te hiere, no sea que te pase como a la mujer de Lot, que por detenerse a mirar atrás se convirtió en estatua de sal, no te convertirás en estatua de sal, pero si puede que te conviertas en una persona incapaz de dar un paso hacia "adelante", siempre estancado (a) en tus mismas lágrimas, temores, rabias y desilusiones, en pocas palabras una estatua espiritual y emocional, sin poder dar los pasos que necesitas dar, paralizado (a) en tu pasado.

   La vida me ha enseñado que es mejor dejar ir las cosas que no valen la pena, no debes aferrarte a algo que debes soltar de una vez, y en esa lista puedes nombrar un amor que a la final te diste cuenta que no luchó ni luchará por ti, un trabajo en el que te sientes frustrado, recuerdos que desgarren tu corazón, amistades o personas que te lastimaron, rencores que te han envenenado, situaciones injustas en las que has padecido, etc. Si estás leyendo esto no es casualidad, puede que sea tiempo de dejar ir cosas, es el tiempo de ya no mirar más atrás.

Preguntas y actividades para meditar:

Cuando miro mi pasado ¿en qué episodios me detengo constantemente para martirizarme a mí mismo (a)? ¿por qué me lastimo trayendo a mi mente estos recuerdos?
¿Puedo hacer algo para cerrar situaciones inconclusas en mi vida?, si la respuesta es sí, ¿qué haría al respecto?
¿Qué relación negativa o hiriente debes dejar ir?
Tomar un globo y llenarlo de helio, escribir en éste las cosas que estoy dispuesto (a) a soltar y entregárselas a Dios para no llorar más por ese asunto.

Promesa de Dios para mi vida: Filipenses 4:6 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.”

Reflexión: “Deberíamos utilizar el pasado como trampolín y no como sofá.” Harold Macmil

Oración: Padre Celestial, coloco delante de tu presencia todas las cosas que me han atado a mi pasado, a las heridas, a las cosas que debo dejar ir, te ruego a que me ayudes en este proceso. Permíteme cada día entregarte mis emociones y tener tu guianza, sé que Tú tienes cuidado de mí, ayúdame en este nuevo año a hacer las cosas a Tu manera, porque tu voluntad es siempre buena y perfecta. Amén.

jueves, 3 de enero de 2013

Empezando el nuevo año

Publicado por Liliana Lizcano en 7:31:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios


Empezando el nuevo año

Versículo bíblico: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.” Salmos 90:12

Algo para meditar: Un nuevo almanaque ha comenzado a desprender sus hojas, hemos dado inicio a un nuevo año, metas que quedaron sin cumplirse, otras que por el contrario se cumplieron y nos trajeron gran alegría, pero sería el momento de meditar el por qué no pudimos alcanzar los demás propósitos propuestos para el año pasado, ¿no fuimos diligentes?, ¿tuvimos tropiezos en el camino?, ¿hubo desánimo en el andar diario?.  Cada año es un libro abierto ante nosotros con páginas en blanco para colorear, escribir pero también para borrar lo que queramos, pues al “borrar” lo que haremos será olvidar y comenzar de cero, perdonar y dejar atrás lo que nos lastima o lo que nos aleja de nuestros seres amados.  Recuerdo que de niña (y aún de adulta) me encanta llevar diarios de cada año, y en ellos a veces no me provoca escribir sino dibujar algo, y así sucederá con tus días, habrá momentos en los que no querrás escribir nada, sino “colorear”, colocarle color a la vida es tan sencillo como regalar una flor, un abrazo o una sonrisa a quien más lo necesite, es colocar pequeños detalles al día a día. Así que en este nuevo año, llena tu libro (tu año nuevo) con poesía a la vida, amor, perdón, reconciliación, amistad, unión, esperanza, paciencia, valentía, esfuerzo, y añade todos los demás “colores” que se te ocurran.

Preguntas y actividades para meditar:

¿Qué metas tengo para este nuevo año?
¿En qué aspectos de mi vida debo mejorar?
¿Qué relaciones interpersonales debo cuidar y nutrir más en este año?
¿Qué he estado aplazando que Dios me ha dicho que haga y nunca termino?
¿Cuáles son mis planes a corto, mediano y largo plazo para este nuevo año?

Promesa de Dios para mi vida: Jeremías 29:11 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.”

Reflexión: “¿Amas la vida? Entonces no malgastes el tiempo, porque ese es el material de que está hecha la vida.” Benjamín Franklin

Oración: Padre Celestial, ayúdame a administrar bien mi tiempo en este nuevo año, dame sabiduría para establecer prioridades, dame fortaleza para cumplir con las cosas que has demandado de mi vida y en las cuales he fallado por no ser constante y desanimarme en el camino. Dame dirección y guianza para seguir moldeando mi vida conforme a la imagen de tu Hijo Jesucristo, y deposito en tus manos mis anhelos, planes y sueños, sabiendo que Tú me orientarás y alentarás en todo tiempo. Amén.
 

Mi tiempo Contigo Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review