sábado, 20 de enero de 2018

Debemos ser valientes

Publicado por Liliana Lizcano en 5:36:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios


“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes porque Jehová tu Dios estará contigo donde quiera que vayas”- Josué 1:9 (RVR)
Parte

   Josué estaba frente a un enorme desafío. Tenía que cruzar un rio para tomar posesión de la tierra prometida. Ya solo este hecho, estresaba a cualquiera. Tenía que llevar adelante una conquista de un territorio lleno de grandes ejércitos y ciudades amuralladas con un grupo de esclavos que no sabían empuñar una espada. Hombre que habían caminado por el desierto durante cuarenta años, pero que nunca se habían enfrentado a un enemigo en el campo de batalla. Eran solo hijos de esclavos que habían huido de Egipto.

   No tenían armamento, ni experiencia, ni poderío militar, ni alianzas estratégicas. Humanamente hablando era un suicidio. Y para colmo de males, a Josué le tocó tener que suceder al líder más grande de la historia. Moisés había muerto hacía muy poco tiempo, y él había sido elegido por Dios para sucederlo. ¿Cómo hacer para superar la comparación? Era imposible. En cada decisión que tomara, la sombra de su antecesor iba a estar juzgando sus actos. La presión era insostenible.

   Con estos dos temas en la cabeza, atormentando al joven Josué, Dios le hace este pedido. Esforzate y se valiente. Porque cuando Dios nos  pide que hagamos algo, Él pone de su parte, pero espera que nosotros hagamos nuestra parte. Primero le pide a Josué que se esfuerce, que trabaje, que se capacite, que programe, que haga un plan, que convoque al ejército, que se ponga las pilas, que deje de poner excusas y ponga las manos a la obra. Es decir que muestre aptitud.

   Luego le pide que sea valiente. Que cambie la actitud, que deje de temer, que deje de dudar, que tenga confianza. Las empresas y los proyectos se logran cuando podemos superar los miedos al fracaso y a la vergüenza y avanzamos en búsqueda del objetivo. No es fácil, es más cómodo quedarse en el sillón del living diciendo como deberían hacerse las cosas, que meterse en la cancha y pelear el partido.

  Pero sólo puede hacerse con valentía. ¿Cuáles son tus metas para este año? ¿Qué desafíos tenes por delante? Dios te dice hoy, tienes que ser valiente. Porque el secreto del éxito es que no vas a trabajar solo. Dios está contigo, como un poderoso gigante, y te ayuda, te sostiene, te anima, te cuida, te bendice y te conforta en todo momento.

  No te manda solo a la batalla, Él va contigo. Y por eso te dice, esforzate y se valiente, vas con el mejor aliado en todo emprendimiento: Jesucristo.

   Dios hace su parte, tu debes hacer la tuya.

viernes, 19 de enero de 2018

Águila

Publicado por Liliana Lizcano en 10:50:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios
“Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.” Isaias 40:39 (NVI)

Águila

Encontré un video en Facebook que tenía estos 7 consejos y me pareció muy interesante para compartirlos:

7 principios de liderazgo que puedes aprender de un águila.

1.       Las águilas vuelan solas y en alturas elevadas. Mantente alejado de personas de mente estrecha, o que no te dejen progresar. Mantén buenas compañías
2.       Las águilas tienen una visión precisa. Tener una visión y mantenerse enfocado independientemente de los obstáculos, asegura el éxito.
3.       Las águilas no comen cosas muertas. Se alimentan solo de presas frescas. No confíes en tus logros pasados, sigue buscando nuevas fronteras para conquistar.
4.       Las águilas aman las tormentas. Los realizadores no tienen miedo de los desafíos, sino que los disfrutan y los utilizan de manera rentable.
5.       Cuando un águila femenina se encuentra con un águila macho, ella lo prueba para el compromiso. Ya se trate de tu vida personal o profesional, uno debe poner a prueba el compromiso de las personas destinadas a la asociación.
6.       Las águilas están en constante entrenamiento, para mejorar su capacidad de caza. Nunca dejes de aprender y practicar, es la única forma de crecer y mejorar.
7.       Cuando un águila envejece, se hace daño a si misma para obtener nuevas plumas. De vez en cuando necesitamos deshacernos de viejos hábitos. Las cosas que nos cargan o no agregan valor a nuestra vida, deben ser dejadas de lado.

Siempre me gustó este texto porque nos motiva a seguir adelante y a superar las dificultades.  No podemos esperar a que Dios haga todo el trabajo. Él demanda de nosotros cierto compromiso para actuar.

Esto aplica a la vida personal, profesional y religiosa. A todos los ámbitos de la vida, y Dios espera que mejores y progreses, que te esfuerces y seas valiente, porque el éxito debe ser el sinónimo del cristiano. No debe haber persona más exitoso o ganador que un Cristiano, porque  estamos asociados al más ganador de toda la humanidad. Cristo nos comparte su experiencia, su vocación de éxito, su capacidad de superación y su victoria.

A veces nos arrastramos como gusanos perdedores, nos creemos que somos los peores y que no valemos. Dejamos que se burlen de nosotros por ser cristianos, sin valorar lo que realmente somos: Los hijos del Rey.

sábado, 6 de enero de 2018

Seamos diferentes

Publicado por Liliana Lizcano en 1:05:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios




  
    Hoy veía esta imagen y me hacía pensar mucho en mi país, Venezuela, hemos querido que cosas diferentes pasen pero nosotros mismos hemos sembrado junto a nuestros gobernantes el caos, hace pocas semanas gente criticaba a los chavistas que habían salido a rotestar por perniles, y recientemente esos que tanto criticaban salieron a saquear algunos supermercados privados, gente bien vestida, no eran los mismos que protestaban por los perniles, unos llamaban a éstos "chusma", "arrastrados" y ver esa gente actuar de peor modo me lleva a hacerme la pregunta: ¿nosotros mismos sembramos esto?, estamos cosechando lo que sembramos en esta nación, incluyendo a los que ya se fueron y en algún momento robaron también, nunca se me va a olvidar a una conocida que cobraba en el ministerio de educación sin ir a trabajarporque según ella no le habían asignado liceo, y ella ni siquiera se había reportado, pero cobraba, y esa misma persona criticaba a Chávez.  Cirtamente Jesús lo dijo, señalamos a otros por la paja que tiene en el ojo y no vemos la viga del nuestro, esto significa que debemos examinarnos, y mucho. 

    No es mi intención señalarlo, sino sea cual sea su condición que se examine así mismo, que medite en aquellas cosas que critique en los demás, puede ser que usted tiene algo dentro de sí mismo y NO se ha percatado jamás, usted dirá "Yo jamás...tal o cual cosa" pero muy en el fondo de una u otra manera usted también ha fallado, por algo tuvo que venir un día el Salvador a dar ejemplo de humildad, de doblegarnos ante el Padre y su voluntad y sobre todo ejemplo de servir a otros, que nuestras vidas sean de bendición, ya hay suficiente dolor en nuestro mundo, tratemos de aportar un granito de cosas que aunque parezcan sencillas hagan la diferencia en el lugar donde ahorita tú estés. 

    Espero que todos podamos crecer en este 2018, gracias por leerme, y acompañarme, sé que son pocos mis seguidores, pero los pocos que tengo, les aprecio en gran manera.  Y perdonen mi desahogo con esto de hoy, es que me dolió lo que vi con esta situación actual de mi nación. Con cariño, Lili.

Practiquemos la justicia

Publicado por Liliana Lizcano en 12:06:00 a. m.
Reacciones: 
0 comentarios


"La felicidad es un perfume que tú no puedes verter sobre otros sin que caigan algunas gotas sobre ti"

   Vivimos hoy día en una sociedad egoísta, nuestros políticos o gobernantes al llegar al poder lo menos que piensan es en poder establecer el bienestar a las personas de su pueblo, sino que el deseo y la codicia los lleva a hundir más a sus naciones.  Por otra parte mucha gente "de a pie" también lleva como práctica el egoísmo, primero yo, mis deseos, mis intereses y mis necesidades, los demás si los puedo atropellar mejor, porque llega un punto en que el dolor ajeno no les importa en absoluto, sé que mucha gente ha tenido que vivir esto, yo misma lo he vivido, pero Dios nos manda a practicar la justicia en medio de un mundo injusto, a ser luz en medio de las tinieblas y a ser agentes de cambio, no te desanimes practica la justicia, en todo lo que hagas, lo que digas y lo que pienses, recuerda pensar si es justo y debas practicarlo, de lo contrario vuelve tu mirada al Creador y retorna a lo correcto, cuando practicas lo que es justo das felicidad a quienes te rodean y tú mismo puedes sentir esa dicha de hacer las cosas bien.  Un abrazo al alma, Lili.
"Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados".  Mateo 5: 6.

viernes, 5 de enero de 2018

El suministro de Dios

Publicado por Liliana Lizcano en 6:00:00 a. m.
Reacciones: 
0 comentarios




"Puedes estar seguro que la obra de Dios, hecha a la manera de Dios nunca carecerá del suministro de Dios".  J. Hudson Taylor.

   Mi amado país Venezuela ha experimentado un tiempo de crisis que parece no terminar, las quejas no se dejan de oír en las personas, el hambre, la miseria, la violencia, la desconsideración y la indiferencia de nuestros gobernantes ante el dolor de la gente han ido empeorando cada vez más.

   Hace poco notaba el "sindrome de la bolsa" cuando fui a hacer una pequeñas compritas, la gente me preguntaba: "¿dónde consiguió esto?, ¿dónde compró tal cosa? ¿a qué precio consiguió eso?" y es que miraban a las bolsitas y conseguía gente preguntando, se ha vuelto inevitable el síndrome de la bolsa en Venezuela, la gente está endiente de qué consiguió el otro y donde lo consiguió.

   Hubo un momento en el que estaba ya cansada de responder, porque hubo un instante en el que alguien me dijo: "¡Debes tener mucha plata para comprar pollo!", yo dije: "Si supieras que me lo regaló mi Papá", y la persona dejo de preguntarme por la bolsa.  No era mentira, había recibido una bendición de Dios, mi Padre Celestial me había ayudado a conseguir pollo, aún y cuando no había nada en los establecimientos, y para sorpresa mía el gerente de la carnicería había sido un alumno mío.

   A veces vemos mucho las bendiciones que tiene otro, pero no nos enfocamos en ver las que Dios tenga para nosotros, debes confiar en el suministro de Dios, Jesús no tenía para alimentar a 5mil personas, pero un niño vino con unos pocos peces y algo de pan y él lo multiplicó, tal vez hoy no cuentes con todos los recursos para cubrir una necesidad que es urgente, pero tienes un Papá que está presto a escucharte, Él dice que pongamos todas nuestras necesidades y angustias ante él.  Te invito a hacerlo y dejarle actuar en tu vida.  Bendiciones, Liliana. 
 

Mi tiempo Contigo Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review