domingo, 13 de mayo de 2018

¡Feliz día de las madres!

Publicado por Liliana Lizcano en 9:36:00 a. m.
Reacciones: 
0 comentarios



   Al llevar la vida en tu vientre experimentas un cambio en todos los sentidos, ya no eres la misma, la palabra madre es tan inmensa que Dios nos regaló a nosotras este privilegio de dar nuestro amor que el sol mismo se sonroja al ver a una madre irradiar tanto de sí misma.  Hoy en este día doy gracias a mi Dios y Redentor, por este don extraordinario, de ser madre no sólo de dos hermosos niños, sino también de cada estudiante que me llama mamá, aún aquellos que ya se graduaron y hoy día son padres y madres, no habrán palabras para agradecer a mi Creador por ver a esta mortal y hacerla eterna en Su amor dándome la oportunidad de dar, amar, vivir, sentir...estar.

 

lunes, 7 de mayo de 2018

Oportunidad

Publicado por Liliana Lizcano en 9:33:00 a. m.
Reacciones: 
0 comentarios

“Se produjo entre ellos un conflicto tan serio que acabaron por separarse. Bernabé se levó a Marcos y se embarco rumbo a Chipre.” Hechos 15:39 (NVI)

Oportunidad

   Dios es un Dios de las segundas oportunidades. Y utiliza a hombres especiales para lograrlo. Bernabé era uno de ellos.

   El conflicto había sucedido porque en el primer viaje misionero de Pablo y Bernabé, este último había llevado a su sobrino Marcos, que era un joven prometedor. Pero a mitad de camino, Marcos decidió volverse a casa. El ministerio era demasiado arduo y tal vez le dio miedo, o extrañaba, o sentía que no estaba capacitado. Lo cierto es que Marcos vuelve a su hogar y deja la compañía.

   Cuando están por iniciar el segundo viaje juntos, y lo estaban planificando, Bernabé sugiere llevar de nuevo a Marcos, su sobrino. Pero  pablo se opone. La discusión no fue menor, y ambos se enojaron. Cada uno tenía sus razones y las defendía a ultranza. Asi que no hubo acuerdo. Ambos eran hombres de Dios y buscaban lo mejor para Su Reino.

   Sin embargo no hubo acuerdo y decidieron separarse. Pablo encaró su segundo viaje misionero rumbo a Chipre, y Bernabé se llevó a Marcos. ¿Quién tenía la razón? ¿Quién hizo bien y quien hizo mal?

   Estamos acostumbrados a poner todo en blanco y en negro. A ponderar a uno y a criticar al otro. A censurar sus actitudes, y a menospreciar los servicios. Pablo siguió levantando iglesias porque Dios lo llamó para eso. No hubo otro hombre en la historia de la Iglesia que tuviera esa capacidad asombrosa de predicar en lugares donde no se había predicado en Evangelio y poder levantar una iglesia, capacitarla en pocos meses y seguir a otro pueblo. Asombroso.

   Pero Bernabé tenía el don de la consolación, de la exhortación, del discipulado. Era un hombre mayor y con experiencia y sabía que cada uno tiene su tiempo. Hay que esperar que las personas maduren y den su fruto. Asi que se dedicó a educar a Marcos y a prepararlo para el servicio. Fue un trabajo silencioso y poco aplaudido, pero que rindió sus frutos.

   Ya cerca de la muerte, Pablo escribe desde la cárcel romana que le envíen a Marcos (el mismo que él había desechado) porque le era útil para el evangelio.  Cada uno hizo su tarea de la mejor manera, y ambos fueron exitosos para la obra de Dios. No todos estamos llamados para desarrollar los mismos dones. Dios te dio uno para que seas de bendición y te da la oportunidad que le sirvas.

   No desaproveches las bendiciones, toma tu tiempo para meditar y hacer un análisis sin señalamientos o reproches, porque puede ser que más adelante comprendas que era lo que Dios trataba de darte y enseñarte.  Las oportunidades de Dios están allí para ti vida.  Bendiciones para todos, sigamos en la lucha de ser mejores, aprender en esta escuela y hogar que es la Tierra, y sobre todo no olvidemos de amar a pesar de.


lunes, 16 de abril de 2018

Me llevó en sus hombros...

Publicado por Liliana Lizcano en 12:35:00 p. m.
Reacciones: 
0 comentarios

Me llevó en sus hombros cuando no pude más,
escuchó mi clamor cuando le temí al fuerte mar,
curó mis heridas y lo que en mí estaba mal,
secó mis lágrimas y me dijo: "Acá estoy ya".

Me llevó en sus hombros y dormida quedé,
reposé y cobre aliento en todo mi ser,
su olor era de hogar, de dulce querer,
sus manos me sujetaban, Él no me dejaba caer.

Me llevó en sus hombros, le pertenezco a Él,
no hay otro amor más grande como en el que Jesús hallé.

Liliana A. Lizcano. 

domingo, 15 de abril de 2018

En un abrazo

Publicado por Liliana Lizcano en 11:54:00 a. m.
Reacciones: 
0 comentarios

Y en su abrazo encontré quietud,
hallé consuelo,
seguridad,
protección...

...entonces reposé en su abrazo,
y me sentí fuerte,
amada,
protegida,
resguardada,
mi corazón latía nuevamente,
saludable, confiada plenamente en Su fiel amor.

Entonces no le solté, le abracé tan fuerte con mi fe,
y sentí tantas fuerzas para volver a comenzar.

Liliana A. Lizcano.

Tú no eres una perdedora...

Publicado por Liliana Lizcano en 10:50:00 a. m.
Reacciones: 
0 comentarios

   Tú no eres una perdedora, sino una mujer que puede escoger, tienes el derecho de lograr grandeza en todo aspecto de tu vida. 

   Tú posees abundancia de habilidades; tienes todos los talentos que puedas necesitar para hacer realidad todos tus sueños que puedas concebir.

   Acepta el inventario que Dios hace de los dones, talentos, las destrezas  y habilidades que te asignó desde el momento mismo en que fuiste concebida.

   Acepta las ideas positivas que te traerán felicidad a ti y al mundo que te rodea.  Asegúrate de tener una vida de realización personal , de felicidad interna y de éxito consistente.

   Decide hoy dejar a un lado las voces que te digan que no puedes, las excusas desgastadas y reemplaza eso por hábitos totalmente nuevos.  Al pricipio será cuesta arriba, nadie dijo que el camino estrecho sería sencillo, el camino de bajada es más fácil de andar, pero el camino hacia arriba a la cima requiere determinación y despojarnos de todo aquello que nos haya atado.

   No temas, tienes mucho que dar de ti misma, mujer.

            Liliana.

 

Mi tiempo Contigo Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review